El Club Náutico Atlántico Sud (CNAS) de Puerto Madryn continúa incorporando mayor oferta de actividades para sus socios y la comunidad en general. A las tradicionales capacitaciones de iniciación en la navegación, la escuela náutica, y los cursos de timonel y patrón, también se retomó la escuela de buceo deportivo, ya que forma parte de los orígenes de la fundación del club, y en ese marco se gestiona ante Provincia la autorización para que la escuela pueda bucear en las Áreas Tangibles Submarinas (ATS).
“El Club desde su fundación hace más de seis décadas es un ‘custodio del mar’ y del Golfo Nuevo, buscamos la protección de los recursos y en ese esquema ofrecemos estas alternativas”, explicó el presidente de la institución, Fernando Terraza.

Cuidado medioambiental

Desde el CNAS se trabaja en un proyecto denominado “Vida en la Naturaleza” que consiste ofrecerle a los jóvenes y niños el aprendizaje de actividades de campamentismo, además de conocer las especies marinas y la fauna autóctona. Constará de dos clases por semana, donde los participantes podrán acceder a estas alternativas con vinculación al mundo marino y náutico.
“Queremos desde del Club fomentar e inculcar a los más chicos el cuidado ambiental y la protección de los recursos. Será un espacio para que disfruten de la naturaleza y su entorno marino, con especial cuidado del medio ambiente, lo cual es siempre una bandera de nuestra institución”, significó Terraza.
“La actividad náutica se caracteriza por su estrecho vínculo con la naturaleza, y hemos sido desde siempre precursores en el cuidado de nuestro Golfo y todo su entorno”, añadió Cesar Carnevali, vicepresidente de la entidad.
Este programa no solo está dirigido a socios, sino que tiene la particularidad que podrá acceder toda la comunidad de Puerto Madryn, y es una gran alternativa para que muchos chicos de la ciudad accedan a actividades de estrecha relación con el mar y la náutica. Y forma parte de un complemento a la tradicional oferta de la institución madrynense.
En los espacios ‘indoor’ del club se dictan clases de yoga, entrenamiento funcional,

Actividades formativas

“Estamos en una ciudad portuaria donde el mar es un escenario privilegiado para quienes vivimos acá, y el Club Náutico debe ofrecerles a sus socios, y a la comunidad toda, cada vez más opciones. El club nació como fomento y desarrollo de la navegación, el buceo deportivo y la caza submarina”, significó Carnevali.
En tanto, destacaron el especial hincapié en el crecimiento de la Escuela Náutica, los cursos de timonel yate vela-motor, uno posterior de afianzamiento y perfeccionamiento de conocimientos con la posibilidad de navegar en veleros de club, como así también cursos de patrón de vela. Además, se conformó un grupo de Pamperos que ha tenido una gran convocatoria.
Cada año continúa siendo un éxito el “Yacht Garden” y la colonia de vacaciones “Viento en Popa”, ya que tiene la característica distintiva de ser espacios de esparcimiento y recreación para los más chicos, con actividades de la iniciación náutica.

Llegada de más barcos

El crecimiento y consolidación del yachting en Puerto Madryn se observa con el sólido trabajo de la Subcomisión de Veleros Cabinados que cumplen una amplia agenda de regatas a lo largo del año. Y otro dato sobresaliente es la permanente llegada de más barcos, y de mayor eslora, al Club Náutico Atlántico Sud.

Necesidad de la dársena

“La realidad es que ya casi no tenemos espacio físico ante la gran cantidad de embarcaciones que llegan al Club, y esto muestra a las claras, la necesidad imperiosa que tiene la ciudad de Puerto Madryn de contar con una dársena náutica de servicios. Nunca bajamos los brazos y seguiremos planteando que este proyecto hace al crecimiento de la ciudad. La dársena debe ser pensada como un factor de desarrollo de Madryn, y continuaremos bregando para su concreción”, enfatizó Terraza.
Un espacio de abrigo para embarcaciones en el Golfo Nuevo representará un atractivo turístico más para Chubut, ya que son muchísimas las embarcaciones que navegan por el litoral atlántico, pero no ingresan porque no hay servicios disponibles con marinas de amarre.

Capitanía

A todo esto, “continuamos invirtiendo en las instalaciones del Club, mejorando los espacios, haciéndolos más funcionales para que en las próximas temporadas estivales los socios estén más cómodos y con más servicios”, puntualizó Terraza. Asimismo, destacó la decisión de la Comisión Directiva de reincorporar la figura de la Capitanía del Club, que hace las veces de un gerenciamiento operativo en terreno, para atender las demandas cotidianas, y resolver con diligencia los temas de coyuntura.
Además, puso en valor la concesión del ‘Bar del Vento’ para socios e invitados para disfrutar de un espacio gastronómico y de recreación con una inigualable vista al mar.
“Todo nuestro trabajo siempre se enfoca en que la comunidad de Madryn se vuelque a disfrutar de este escenario natural que tenemos”, reflexionó el titular del CNAS. “La sociedad madrynense debe disfrutar del mar y desde el club buscando opciones, alternativas, actividades para que esto sea posible, y en ese camino estamos gestionando la posibilidad de ampliarnos en otro lugar teniendo en cuenta que estamos con la capacidad de espacio colmada en las actuales instalaciones”, precisó.