• • INSCRIBITE | REGATA ANIVERSARIO CNAS •
    Regata Aniversario

Ya desde el miércoles anterior se anticipaba una jornada encalmada para el día domingo, la primera regata “40 Bramadores” organizada por el CNAS; dejaría los bramidos casi exclusivamente para las abundantes ballenas franca austral que se dispersarían a lo largo y ancho de la cancha de regatas y en particular alrededor de todas las embarcaciones participantes. 
Después de una breve y concisa reunión de timoneles en la escuela Náutica del CNAS, los capitanes y tripulaciones se hicieron a la mar y raudamente enfilaron a la línea de largada. Se veía venir la suave ventolina que acompañaría la jornada, por lo cual y acertadamente, ya se había decidido acortar el recorrido original CNAS - Pta. Ambrosetti - Pta. Arco, por un recorrido mas factible como el de CNAS – Pta. Este - Pta. Arco.
Cuando se dio el top de largada, el escaso viento, algunas ballenas y alguna que otra amarra generaron una flota bastante desarticulada, no obstante, algunas naves lograron escapar a la delantera, en particular el Marabunta. Como las desgracias no vienen de a una, el escaso viento venia de jeta y encima arremolinaba, por lo cual en varias ocasiones varios barcos ponían proa en sentido apuesto a la boya destino. 
Luego de unas decenas de minutos, logro afirmarse una suave brisa del Sureste, que hizo que la derrota de todos los veleros consistiese en bordes y piernas a fin de arrimarse a la boya de punta Este. Unas dos horas y media después de la largada, la brisa del sureste brindaba una navegación agradable. A esa altura, el promedio de la flota estaba virando la boya de punta este. En cabeza, y por lejos, estaba el Marabunta, unos cuantos cables por detrás venían el Noctiluca, el Lord Jim, el Satrapa, el Voyager y el Soñador. Este grupo más adelantado que el resto de las 11 embarcaciones participantes, pelearían las posiciones hasta el último momento. 
La pierna Punta Este – Punta Arco, fue la mas emocionante de la jornada, fue donde se desarrollaron las mayores velocidades y se subieron prácticamente todos los Spynakers. Como frutilla del postre fue el momento donde la mayoría de las tripulaciones almorzaron las viandas entregadas por la escuelita de windsurf del CNAS. Toda la emoción de esa navegación constante y veloz duro hasta la boya de punta arco. 
A partir de la virada de la boya de Arco el viento amaino casi completamente, en la flota hubo intentos de Spynaker, intentos de generar viento aparente con el genoa, algunos se adentraron al golfo, otros se pegaron a la costa y otros no sabían que hacer. Un baqueano conocedor, implemento con éxito alguna que otra estrategia secreta, en particular el Voyager que virando 6° la boya de Arco, enseguida encaró casi en ceñida hacia el medio del golfo y dando toda la vuelta por afuera logró pasar tercero la línea de llegada, coronándose ganador del certamen en los tiempos corregidos.
 
Texto: Patrón Lucas Caramella